viernes, 21 de mayo de 2010

Una pariente verdaderamente ancestral, la Virreina Rafaela Vera-Mujica

Nunca imaginé llegar a saber que tendría un paretesco ascendente, nada menos que de una virreina. Pero, si nos ponemos a meditar serenamente, todos nosotros seguramente los tenemos, simplemente porque no venimos del aire y por que no lo sabemos documentadamente a ciencia cierta; ésa es la única y sutil verdad.

Todos, de algún lado venimos y tanto de aquí o de más allá, siempre tendremos vestigios genéticos biológicos de sangre de gobernates, reyes o virreyes. Recordemos que la historia de la humanidad está plagada de hijos de gobernantes poderosos que tenían acceso carnal con una gran cantidad de súbditos. Por algún recoveco genético de esta naturaleza venimos a existir cada uno de nosotros.
Y en cuanto a lo que a mí respecta, no se equivoquen, vuelvo a decirles que no tengo veleidades aristocráticas, ni tampoco necesidad alguna de exhibir abolengo1; sino solo la simple curiosidad de saber quiénes fueron mis antepasados. Mi necesidad, realmente coincide -mucho más- con los objetivos científicos propios de la historia, como ciencia.

La Virreina Rafaela de Vera Mujica, hija del General Francisco de Vera Mujica, fue una digna esposa del Virrey del Pino, cuya labor como gobernante en el Virreinato del Río de la Plata, se recuerda hoy con el nombre de una calle de la ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Belgrano. ¡Algo habrán hecho!

Ella es originaria de la estancia La Candelaria que estuvo ubicada al noreste de la provincia de Córdoba, en Argentina. Esta estancia, la más extensa de las que formaban la Compañía de Jesús -de los padres jesuítas-, fue donada por su papá, alcanzó a ocupar 550 km2 y convertida en estancia modelo en muchos aspectos de sus actividades.

Su vida ha sido tan activa y llena de anécdotas que el escritor argentino José María Martínez Vivot aprovechó la oportunida de escribir una apasionante novela en un libro del que reproducimos su portada, contraportada y contratapa. Lo ha publicado la Editorial Planeta y quizá pueda ser hoy comprado.



Fotografía del retrato existente en el museo Fernández Blanco de la ciudad de Buenos Aires.

La contratapa del libro, ¿no te dan ganas de leerlo?

____________________
1 Abolengo: ascendencia ilustre de abuelos o antepasados.

7 comentarios:

mamamaga dijo...

Esta es una síntesis apretada de la vida de la VIRREINA...

Nacida en Santa Fe de la Vera Cruz, el 24 de octubre de 1753. Casada en 1783, con el gobernador de Montevideo, Joaquín del Pino, viudo de doña María Ignacia Rameri y padre de seis hijos, que con Rafaela tendrá luego siete más. Rafaela Vera de del Pino, fue la única santafesina que ejerció el cargo de virreina.

Don Joaquí;n del Pino, viudo de María Ignacia Rameri, y padre de seis hijos, visita, llevado por deberes de servicio, las ciudades de Santa Fe y Córdoba.

En esta última ciudad se vincula con la familia de la Torre y por medio de ésta, con los Vera Mujica de Santa Fe. Del Pino se enamora de Rafaela que iba a cumplir 30 años, y el 1 de marzo de 1783 se casa en la Iglesia Matriz de Todos los Santos, de Santa Fe, con gran pompa, aún cuando el novio debe ser representado por hallarse en esos momentos ausente, retenido por el deber, en Montevideo.

En el acto lo representa el Teniente Coronel de milicias de Córdoba, Francisco Javier de la Torre.

Después de la boda, Rafaela viaja a Montevideo a reunirse con su esposo. De este matrimonio nacen siete hijos, pero Rafaela debe cuidar trece, ya que hace de madre de los seis de su marido. La cuarta hija de este matrimonio, Juana del Pino y Vera Mujica, nacida en Montevideo el 28 de diciembre de 1786, se casa luego con el estadista argentino Bernardino Rivadavia en 1805.

Rafaela queda viuda el 11 de abril de 1804. Vivía entonces en Buenos Aires donde siempre se destacó por su modestia. Fallece el 1 de julio de 1816, pocos días antes de la declaración de la Independencia, en su casa, ubicada en la esquina de Belgrano y Perú y que es hoy llamada cariñosamente: La casa de la virreina vieja.

RDVS dijo...

¿Quién fue Francisco de Vera Mxica?

Francisco Antonio de Vera y Mujica Francisco Antonio de Vera Mujica o Francisco Antonio de Vera Muxica y Torres, nació en Santa Fe el 16 de julio de 1707 y murió en Santa Fe el 20 de diciembre de 1771.

Entre otros numerosos cargos ocupó los de teniente de gobernador y corregidor. En Santa Fe, el 26 de diciembre de 1739, c.m.c. Juana Ventura López Pintado y Marcos de Mendoza, nacida en Santa Fe el 13 de agosto de 1710, hija de Andrés López Pintado de Almonacid y Diaz, bautizado en Tembleque (Toledo) el 12 diciembre 1681, regidor, alcalde y sargento mayor en Santa Fe, y de Josefa Antonia Marcos de Mendoza y Dominguez, bautizada en Santa Fe el 26 de noviembre de 1686. Francisco Antonio de Vera Mujica falleció en Santa Fe el 20 de diciembre de 1771.

Fueron padres de:

1. María Teresa de Vera Muxica y Pintado, bautizada el 24 de octubre de 1741. Soltera.
2. José de Vera Muxica y Pintado, bautizado en Santa Fe el 20 de enero de 1742. Alférez real. En Santa Fe, el 20/marzo/1776 c.m.c. su prima hermana María Antonia López Pintado y Ziburu, hija del sargento mayor Bernardo López Pintado y Marcos de Mendoza y de María Isabel de Ziburu y Echagüe.
3. Francisco Antonio de Vera Muxica y Pintado, bautizado el 27 de junio de 1744. Canónigo de la catedral de Santa Fe y su cura rector durante treinta años. Falleció en Santa Fe el 8 de agosto de 1812.
4. María Petrona de Vera Muxica y Pintado, falleció párvula.
5. María Josefa de Vera Muxica y Pintado, bautizada el 2 de julio de 1747. En Santa Fe, el 28 de diciembre de 1766, con dispensa por consanguinidad, c.m.c. Lucas de Echagüe Ardía y Gaete, hijo del general Francisco Xavier de Echagüe y Andía y de Josefa Gaete. S.s.
6. Rafaela Francisca de Vera Muxica y Pintado, bautizada en Santa Fe el 24 de octubre de 1753. El 1 de marzo de 1783, en Santa Fe y por poder c.m.c. con el entonces gobernador de Montevideo Joaquín del Pino y Sánchez de Rozas, nacido en Orán en 1729, brigadier general de los Reales Ejércitos, presidente de la Real Audiencia de Charcas (1795), gobernador, capitán general y presidente de la Real Audiencia de Santiago de Chile, virrey del Río de la Plata, etc. C.s.29. Doña Rafaela falleció en Buenos Aires el 1 de julio de 1816 y fue enterrada, según su última voluntad, en la iglesia de Ntra. Sra. del Pilar de esa ciudad30.
7. María Teodora de Vera Muxica y Pintado, que sigue en XXXII.
8. Juana Petrona Antonia de Vera Muxica y Pintado, bautizada en Santa Fe, el 7 de febrero de 1757 y fallecida en Buenos Aires el 20 de octubre de 1841.El 6/abril/1766, en Santa Fe, c.m.c. Juan José de Lezica y Alquiza, bautizado en Coripata (Alto Perú), el 1 de abril de 1747, tuvo importante actuación en Buenos Aires y era hijo de Juan de Lezica y Torrezuri. Don Juan José era viudo de María Anselma de Riglos y San Martín, con la que no tuvo descendencia. Fiel a la causa realista durante los episodios de Mayo de 1810, en Buenos Aires, fue desterrado a Luján en donde falleció el 12 de noviembre de 1811. Tuvieron numerosa descendencia.

Fuente: http://www.culturaapicola.com.ar/wiki/index.php/Francisco_Antonio_de_Vera_y_Mujica

RDVS dijo...

En la ciudad de Rosario capital de la provincia de Santa Fe.

Calle VERA MUJICA FRANCISCO

Historia real

La calle "Vera Mujica" ha sido denominada según la ordenanza N° 3 de 1905 dictada el 7 de abril de dicho año por la Municipalidad del Rosario de Santa Fe.

La misma debe su nombre a Francisco Antonio Vera Mujica (1707-1771), un militar y político español quien durante el desempeño de su cargo como Teniente de Gobernador de Santa Fe, consiguió pacificar a los indios rebeldes del Chaco y también, reducir a otros aborígenes.

Además fundó distintos pueblos entre los que se encuentran San Javier y San Pedro.

Al abandonar el gobierno de la provincia, después de 24 años, dejó sus fronteras aseguradas de toda incursión indígena.

RDVS dijo...

Vera de Del Pino, Rafaela
Esposa Del Virrey Del Pino

VIRREYNA CRIOLLA DEL Río DE LA PLATA.

Nacida en Santa Fe de la Vera Cruz, el 24 de octubre de 1753. Padres: Juana López Pintado y el general Francisco Antonio de Vera y Mujica.

Esposo: casada por poder, en 1783, con el coronel de ingenieros y gobernador de Montevideo, Joaquín del Pino, viudo de doña María Ignacia Rameri y padre de seis hijos, que con Rafaela tendrá luego siete más.

Rafaela Vera de del Pino, fue la única santafesina que ejerció el cargo de virreyna.

Dice Catalina Pistone: «Su nacimiento debió ser un acontecimiento importante ya que en el acta de bautismo existe una anotación marginal que dice: "A la que concurrió a este solemne acto numeroso concurso de pueblo"».

Se cuenta que fue una hermosa niña, plena de simpatía, hermosa, adinerada y talentosa, querida por la gente del pueblo, las esclavas negras, leales y afectuosas. La práctica de su religión la llevaba no sólo a rezar sino a realizar obras de bien, ayudando a gente de menores recursos.

Don Joaquín del Pino, viudo de María Ignacia Rameri, y padre de seis hijos, visita, llevado por deberes de servicio, las ciudades de Santa Fe y Córdoba. En esta última ciudad se vincula con la familia de la Torre y por medio de ésta, con los Vera Mujica de Santa Fe.

Del Pino se enamora de Rafaela que iba a cumplir 30 años, y el 1ro. de marzo de 1783 se casa en la Iglesia Matriz de Todos los Santos, de Santa Fe, con gran pompa, aún cuando el novio debe ser representado por hallarse en esos momentos ausente, retenido por el deber, en Montevideo.

En el acto lo representa el Teniente Coronel de milicias de Córdoba, Francisco Javier de la Torre. Después de la boda, Rafaela viaja a Montevideo a reunirse con su esposo. De este matrimonio nacen siete hijos, pero Rafaela debe cuidar trece, ya que hace de madre de los seis de su marido.

La cuarta hija de este matrimonio, Juana del Pino y Vera Mujica, nacida en Montevideo el 28 de diciembre de 1786, se casa luego con el estadista argentino Bernardino Rivadavia en 1805.

Rafaela queda viuda el 11 de abril de 1804. Vivía entonces en Buenos Aires donde siempre se destacó por su modestia.

Fallece el 1ro. de julio de 1816, pocos días antes de la declaración de la Independencia, en su casa, ubicada en la esquina de Belgrano y Perú y que es hoy llamada cariñosamente: La casa de la virreyna vieja.

La casa donde vivían los Vera y Pintado, y en la que ella gustaba residir cuando viajaba a su ciudad natal, se encontraba en la calle Buenos Aires,entre San Jerónimo y San Martín, a mitad de cuadra en la vereda norte.

Fue demolida a fines del siglo pasado. Equivocadamente se la confunde con la casa de los Aldao, donde funciona actualmente la «Junta Provincial de Estudios Históricos».

Nota: Los datos que figuran en esta biografía fueron tomados de la nota «La mujer en la historia argentina» publicada en La Gaceta Literaria de Santa Fe, de julio de 1988, firmada por J. Catalina Pistone.

RDVS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Bueno, yo soy tambien su descendiente directo: Mi madre Marta Diaz Etchevehere era hija por parte de madre de doña Maria Balbastro Cabral, hija a su vez de Eugnio Balbastro mi bisabuelo, quien a su vez era hijo de Eduardo Trifon Balbastro mi tataraabuelo, hijo a su vez de Eugenio Jose Balbastro quien en segundas nupcias se casó con la nieta del Virrey del Pino y de la Virreyna vieja.- Atentamente Marcelo Pablo Arndt Diaz Balbastro

Erica dijo...

Rosario no es la Capital de Santa Fe.

El libro es excelente!

Publicar un comentario

Escribe aquí tu comentario: